Saltar al contenido

Manchas en la Piel: ¿Qué son, cuáles son las causas y cómo prevenirlas?

agosto 3, 2021

Las manchas en la piel son afecciones muy comunes y la mayoría de veces no son dañinas, en este artículo conoceremos  ¿qué son? ¿Qué tipos de manchas en la piel existen? y ¿cómo se pueden prevenir? 

¿Qué son las manchas en la piel?

Las manchas de la piel se pueden denominar como hiperpigmentación, la cual puede aparecer cuando el organismo produce un exceso de melanina en partes específicas del cuerpo como manchas en la cara o cuerpo, de esta manera aparecen placas cutáneas planas que suelen variar de tono, tamaño y forma.

Tipos de manchas de piel 

Existen diferentes tipos de piel, entre las más conocidas se encuentran las siguientes:  

Pecas: también conocidas como Efélides, son absolutamente normales y, a menudo, aparecen temprano en la vida.

Manchas solares o Léntigo solar: la mayoría de mis pacientes atribuyen estas manchas a la edad, pero en realidad no son causadas por el envejecimiento, sino por la acumulación gradual de radiación ultravioleta del sol y las cabinas de bronceado.

Melasma: también llamado mancha del embarazo o cloasma. Clínicamente, se consideran una especie de hiperpigmentación difusa, que está relacionada con las hormonas y se ve agravada por la exposición al sol y la luz azul (lo explicaré más adelante).

Mancha Postinflamación: después del proceso inflamatorio, pueden aparecer manchas en la piel, como acné severo, irritación causada por la depilación o sarpullido.

Cáncer de piel: Este tipo de padecimiento por fortuna no es común pero si es el más peligroso y generalmente se manifiesta con una mancha café tono marrón en la cara. Es importante consultar a un especialista para que diagnostique este tipo de mancha ya que se suele confundir con una mancha provocada por el sol. 

Síntomas de manchas en la piel 

Generalmente los únicos síntomas de las manchas en la piel son estéticos, que son el cambio de pigmentación y en ocasiones el tamaño de la mancha puede ir cambiando, sin embargo, no causan dolor o algún otro síntoma molesto. Normalmente son inofensivas, pero el especialista en Dermatología es quién debe estudiarlo en profundidad.

Causas de las manchas en la piel

Las causas más comunes de las manchas de la piel son las siguientes:

  • Exposición al sol
  • Factores genéticos
  • Edad
  • Influencias hormonales
  • Lesiones 
  •  Infecciones cutáneas.

¿Cómo  prevenir las manchas de la piel?

Para poder prevenir manchas en la piel es recomendable no exponerse mucho al sol y cuidar la piel con protector solar. De igual manera es muy importante acudir a un especialista para checar cada caso en específico ya que se pueden encontrar posibles influencias hormonales de determinadas medicaciones.

Tratamiento

Los tratamientos más empleados son los siguientes: 

Exfoliaciones químicos: Este tratamiento se lleva acabo aplicando una solución ácida en la zona afectada para eliminar capas superficiales. La desventaja es que estos productos químicos pueden llegar a ocasionar ampollas en la piel y, por último, se realiza una exfoliación, con el objetivo de que aparezca una piel nueva, uniforme. 

Laser terapia: Este tratamiento tiene un efecto parecido al primero pero es más preciso, ya que el dermatólogo controla con mas precisión  el tratamiento. Es una técnica que permite disparar las zonas afectadas con luz de alta intensidad. Hay tratamientos más ligeros, que actúan solo en la epidermis cutánea o capa superficial, y otros más intensos que penetran en las capas más profundas. 

Aunque estos tratamientos son muy usados,  nunca están exentos de ser ligeramente invasivos para la piel y el daño secundario dependerá de cada tipo de piel. Algunos efectos secundarios de este tipo de tratamientos son: 

  •  Irritación
  • Inflamación
  • Quemadura de la piel
  • Hiperpigmentación postinflamatoria

Existen otros tratamientos que han ido surgiendo en los últimos años como la hidroquinona, arbutina, ácido kójico, derivados de la vitamina C, derivados de ácido retinoico, ácido azelaico o el B-resorcinol o butilresorcinol, así como el aceite de jojoba, el zumo de limón o la ingesta de una dieta sin azúcar, que son factores eficaces ante la hiperpigmentación.